¿Cuál es la diferencia entre virus y bacteria?

Los conceptos de virus y bacteria son confundidos y utilizados indistintamente muy a menudo cuando se habla de microorganismos patógenos (causantes de enfermedades). Aun así, hacen referencia a dos realidades muy diferentes.

¿Qué es una bacteria?

Las bacterias son seres vivos formados por una sola célula (unicelulares) que viven en casi todos los ambientes de la Tierra conocidos. Sus células, que se denominan procariotas, son muy diferentes a las nuestras, las eucariotas. Como seres vivos autónomos que son, tienen su propio metabolismo y fisiología, y se reproducen si las condiciones ambientales son las adecuadas. Igual que nosotros, necesitan alimentarse, es decir, obtener energía y materia del ambiente.

La mayoría de las bacterias no son parásitos de otros seres vivos, sino que viven libremente en el ambiente. Algunas viven sobre otros seres vivos sin hacerles ningún daño e incluso aportándoles un beneficio, como por ejemplo, las bacterias que cubren nuestros intestinos (la denominada flora intestinal).

Muchas viven en los océanos y hacen la fotosíntesis, produciendo el oxígeno que respiramos.

¿Qué es un virus?

Los virus son agentes infecciosos que viven como parásitos en el interior de las células. No pueden reproducirse de forma autónoma si no se introducen dentro de una célula de otro ser vivo. Por ello, sólo existen como parásitos.

Dibujos 3D de bacteria y virus

Cuando se encuentran en el ambiente, constituyen unidades inertes que no tienen metabolismo ni se pueden multiplicar, hasta que no entran en contacto con una célula que puedan infectar. Los virus son muy específicos escogiendo a sus víctimas. De manera que hay virus vegetales, animales, humanos, etc. Incluso hay virus que infectan a bacterias (denominados bacteriófagos).

Los antibióticos no hacen efecto sobre los virus, así que, por ejemplo, no tiene sentido tomar antibióticos ante un resfriado, que está causado habitualmente por un rhinovirus. En algunos casos, sí se recetan antibióticos para evitar infecciones paralelas.

Algunos ejemplos de enfermedades causadas por virus que nos son familiares son la gripe, el sarampión o el SIDA.

Los virus son agentes infecciosos que viven parasitariamente en el interior de las células. No pueden reproducirse de forma autónoma si no se introducen dentro de una célula de otro ser vivo. Por ello sólo existen como parásitos.

Categorías Biología

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.